Una start-up alemana prueba un vehículo solar que se carga mientras se conduce